Ventiladores

Ventiladores de Techo

Comprar un ventilador de techo no es una de las inversiones más costosas que se hacen en la vida pero, sin embargo, es recomendable tratar de tomarse unos minutos para analizar que factores hay que tener en cuenta al momento de adquirir un ventilador de techo.

Un ventilador de techo de buena calidad deberá producir una brisa agradable, deberá funcionar en forma fiable y, además, deberá adaptarse al estilo y decoración de la habitación en la cual será instalado.

Un ventilador de techo tiene de dos a seis aspas, las cuales suelen ser de madera, metal o plástico. Las principales diferencias entre las aspas es el ángulo, el material con el que se construyen, y la forma de la aspa. El ángulo de las aspas se refiere a la desviación horizontal respecto al ventilador, el cual se mide en grados. Un aspa perfectamente paralela al suelo (0 grados) no producirá una fuerte corriente de aire. Para un flujo de aire óptimo las aspas deberán tener entre 12 y 22 grados.

El número estándar de aspas es cuatro. En general, se puede decir que cuantas más aspas posea el ventilador de techo, más aire puede circular, hasta cierto punto. Por otro lado, una cantidad mayor de aspas incrementa la fuerza que debe hacer el motor y el precio del ventilador. Sin embargo, el número de aspas no es tan importante como la mayoría de los personas piensan.

Respecto al material de las aspas, en general se puede decir que las de metal son más eficientes que las de madera, aunque suelen producir más ruido.

En cuanto al interruptor, mientras que usted tiene una variedad de opciones para elegir, los dos más comunes son o bien un interruptor de pared o un control remoto de mano.

Por último, hay que mencionar el tamaño del ventilador. Seleccione un ventilador de techo que tenga el tamaño que coincida con las dimensiones de la sala donde será instalado. El tamaño del ventilador se determina midiendo la anchura en línea recta desde los extremos de las astas. Mientras que un ventilador puede tener dimensiones superiores a las necesarias siempre que tenga suficiente espacio para girar adecuadamente, un ventilador que sea demasiado pequeño no podrá cumplir su tarea de circular efectivamente el aire en la habitación. Como aproximación, si la habitación mide hasta 7 metros cuadrados, se recomienda un tamaño de ventilador (de asta a asta) de entre 70 a 90 centímetros. Si las dimensiones son, por ejemplo, de entre 13 a 21 metros cuadrados, es recomendable un ventilador de techo de unos 110 centímetros de largo.

© 2011. Todos los derechos reservados | http://www.ventiladores.org